El movimiento y las implicaciones en la cognición y en el aprendizaje

Cuando un niño/a nace, en su estructura cerebral ya hay preparadas determinadas áreas motoras que van a ir destinadas a aprender y a dominar el movimiento, tanto grueso como fino. En un inicio, los movimientos son controlados por el tronco del encéfalo, y se producen de forma involuntaria, pero poco a poco, otras estructuras de orden superior, como el cerebelo y posteriormente el neocórtex, se irán encargando de ello, hasta que sea éste último el que pase a ser el que controle y ejecute las órdenes de movimiento.

El desarrollo de ello se conoce comúnmente como patrones básicos de movimiento. Estos patrones son los que van a permitir que posteriormente se produzcan otros mucho más complejos, dando paso una maduración adecuada a cada etapa del desarrollo. El desarrollo de la motricidad, es fundamental no sólo para el desarrollo físico, sino también para el desarrollo cognitivo, personal y socio-afectivo.

En este sentido, dentro del centro escolar, la educación física sería el área encargada de educar a los niños/as a través del movimiento, desde un punto de vista motor.  No obstante, desde el neurodesarrollo también se ve esto desde un punto de vista cognitivo, puesto que movimiento y cognición van de la mano. Esencialmente, la psicomotricidad favorece a la salud física y psíquica del niño/a, por tratarse de una técnica que le ayudará a dominar de una forma sana su movimiento corporal, mejorando así su relación y comunicación con el mundo que lo rodea.

Desde bebés, los patrones comienzan por movimientos simples de partes de cuerpo aisladas, como puede ser el movimiento de una mano, un pie, un brazo, una pierna, el cuello, etc. Conforme se va alcanzando el año de vida, los movimientos pasan de producirse de forma involuntaria, a hacerlo para y por un fin. Es donde entran en juego los movimientos neurotróficos. El niño/a será capaz de arrastrarse, gatear y andar. Además de esto, son necesarias otras funciones llamadas vestibulares, que se relacionan con el equilibrio y las distintas posiciones del cuerpo en un eje vertical y horizontal. El niño/a será capaz de balancearse, rodar o hacer la voltereta. Posteriormente, se va desarrollando un movimiento mucho más complejo y al unísono de varias partes del cuerpo en conjunto. Es lo que comúnmente se conoce como coordinación.

Además de estos movimientos, hay que tener en cuenta que se produzcan de forma contralateral, es decir, coordinando ambos lados del cuerpo, derecho e izquierdo, ya que el procesamiento cerebral se produce de forma cruzada. Que el niño/a adquiera la fase contralateral, ayudará a un procesamiento más rápido en el posterior desarrollo y en el aprendizaje escolar. Si por el contrario, realiza los movimientos sólo con una parte del cuerpo o sin coordinación entre el tren superior y el inferior, estará indicando que la maduración cerebral de ese niño/a a nivel de neurodesarrollo no está bien consolidada.

Por todo ello, hay que observar si el niño/a realiza adecuadamente cada uno de estos movimientos, o presenta dificultades en los mismos. Se debe poner especial atención en cómo se produce o se produjo el desarrollo de los siguientes aspectos:

Movimientos neurotróficos

Ejercicios vestibulares

Ejercicios de coordinación

 

 

Arrastre

Gateo

Marcha

Carrera

Triscado

Balanceo

Rodado

Voltereta

Postura del avión (boca abajo con la cabeza levantada y brazos estirados hacia atrás)

Giros en longitud

Equilibrio

 

 

Saltos

Lanzamientos

Recepción

Pateo

Coordinación óculo-manual

Coordinación óculo-pédica

De esta forma, cuando un niño adquiere todos los patrones de movimiento de forma adecuada, su cerebro estará preparado para atender el resto de áreas y tareas dedicándole todos los recursos disponibles, puesto que estos movimientos pasan a estar automatizados y contralaterales. Sin embargo, cuando un niño presenta dificultades en éste área, la motriz, puede llegar a presentar problemática a nivel cognitivo y por ende, problemas de aprendizaje, puesto que muchas de las funciones cerebrales deberán dedicarse a desarrollar otra función que no es la suya, esto es, el córtex prefrontal estará encargado de mantener la postura, la cabeza, el equilibrio, etc. (ya que no se han automatizado), y consecuentemente dispondrá de menores recursos cognitivos para enfrentarse a las tareas escolares. Además, si no se realizan de forma contralateral, el procesamiento será mucho más lento, ya que las vías no están bien desarrolladas de forma cruzada y la información deberá viajar primero a un hemisferio cerebral y luego al otro. Esto es, el camino será mucho más largo y no estará bien construido. movimiento-y-aprendizajee

Por todo ello, desde Capacita-le, recomendamos observar el desarrollo motriz, la coordinación y el equilibrio de los niños/as, con el fin de poder detectar dificultades en el niño/a y establecer una relación con posibles causas motrices.

Se debe realizar con carácter preventivo, pero también si el niño/a ya ha pasado por esa evolución (y se recuerda que alguno de los movimientos comentados anteriormente en la tabla no se realizó de forma correcta o se observó alguna anomalía) y está presentando problemas de aprendizaje.

Así, cualquier problema motriz debe ser intervenido con el fin de contribuir, no sólo a la mejora de los procesos de aprendizaje o a un buen desarrollo motriz, sino, también, a reforzar la autoestima, que es la encargada de que las áreas cerebrales funcionen al máximo. Desarrollando el movimiento ligado a la cognición, se consigue una educación integral, una correcta integración sensorial a nivel de propiocepción y postural, un correcto desarrollo motor, y, una motivación por aprender, y, por consecuencia una mejora de la capacidad de la atención y la memoria. En definitiva, se contribuye a hacer al niño/a feliz, que es uno de los objetivos primordiales de nuestro equipo.

You may also like

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR