Emociones: ¿qué sabemos de ellas?

Todas las personas tenemos emociones, están presentes en nuestro día a día y en todas las actividades que hacemos, pero, ¿sabemos cuántas emociones existen y ponerle nombre cuando ocurren?

“Una emoción es un estado psicológico complejo que implica tres componentes distintos: una experiencia subjetiva, una respuesta fisiológica, y una respuesta conductual o expresiva”.

Hockenbury y Hockenbury , 2007

Para entender mejor la definición vamos a explicar brevemente en que consisten los tres componentes:

– Experiencia subjetiva: existen una serie de emociones básicas que son experimentadas por todas las personas, pero no siempre se expresan de la misma forma en todas las personas y también puede se diferente en distintos momentos.

– Respuesta fisiológica: ¿alguna vez has sentido mariposas en el estómago, un nudo en la garganta, palpitaciones o sudor en las manos? Muchas veces las emociones se reflejan en reacciones físicas del cuerpo mientras se está produciendo una emoción.

Respuesta conductual: Consiste en la expresión real de la emoción, la capacidad para interpretar dichas expresiones hace referencia a lo que llamamos “inteligencia emocional”, de lo que hablaremos en un futuro.

¿Cuántas emociones existen?

Actualmente, existen muchas clasificaciones, dependiendo del autor pueden existir más o menos, pero todas las clasificaciones han incluido las siguientes:

– Ira

– Tristeza

– Miedo

– Alegría

– Amor

– Sorpresa

– Asco

Pero, ¿sabemos realmente distinguirlas y cómo actuar cuando reconocemos esa emoción en nosotros mismos?

A veces este hecho resulta bastante complicado, ya que, en la mayoría de las ocasiones, nos encontramos situaciones que implican a varias emociones juntas, y otras veces confundimos esas emociones, como suele pasar con la tristeza y el enfado.

Además, existen otros factores que pueden influir en reconocer las emociones, como hemos comentado anteriormente, los tres componentes (experiencia subjetiva, respuesta fisiológica y respuesta conductual), a veces son difíciles de diferenciar o se diferencian por una fina línea y, a este hecho se suma otro concepto: los pensamientos.

Por ello, os proponemos el siguiente ejercicio: clasifica las siguientes frases según creas, pueden ser: pensamientos, sensación física o emoción.

– Me aburro en clase

– Me da miedo estar solo

– Me pongo rojo cuando algo me da vergüenza.

– Me duele la barriga cuando tengo un examen.

Algunas resultarán más fáciles, otras más complicadas, y esto exactamente es lo que pasa en nuestro día a día, teniendo como consecuencia una mala gestión emocional en algunas ocasiones, y en otras que no sea tan efectiva como a nosotros nos gustaría.

No dudes en consultar a un especialista si encuentras que tienes dificultades en gestionar tus emociones en las actividades de tu día a día.


Elena Borrego Díaz. Psicóloga sanitaria. Especialista en Neuropsicología infanto-juvenil.

You may also like

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies